Un buen anfitrión

Parte de ser un buen anfitrión, es saber cómo actuar en los momentos difíciles o delicados, haciendo a tus invitados sentir bien.